En el marco de la propuesta educativa llevada adelante por el Centro Desafío, el miércoles 15 de marzo se incorporó a las actividades el nuevo taller de panadería, a cargo del cocinero Alejandro Rivero.

El taller tiene como objetivo que los adolescentes puedan manufacturar productos de calidad y a su vez de bajo costo, convirtiéndose así en una importante herramienta para su propio sustento alimenticio y también económico, dado que el oficio aprendido puede transformarse en una futura fuente de ingresos.

A cargo del cocinero del Centro, Alejandro Rivero, quien, fiel a su compromiso con la reinserción de los adolescentes se encargó de montar el taller, el mismo contó con el interés de muchos de los adolescentes, quienes se mostraron sumamente entusiasmados con la posibilidad de aprender a cocinar su propio alimento e invitar a sus compañeros.  Asisten ocho jóvenes por turno todos los miércoles y los productos manufacturados por ellos son compartidos con todos en la merienda de ese día, realizándose así también una instancia de intercambio y socialización.

Este taller se suma a la vasta propuesta educativa del Centro Desafío y se extenderá a lo largo de todo el año, aumentando el nivel de la manufacturación clase tras clase, a fin de que los adolescentes culminen el mismo son la capacidad de realizar todo tipo de productos de panadería.