Por intermedio del programa de voluntariado del Ministerio de Desarrollo Social, desde el 25 de julio, y tras algunas reuniones de inducción en las que participó la presidente de INISA, Psic. Gabriela Fulco, y personal de dirección, cuatro grupos de trabajadores voluntarios realizan talleres con los jóvenes de los diferentes módulos del Centro de Ingreso Estudio Diagnóstico y Derivación (CIEDD).

 

Los cuatro grupos realizan sus talleres con una carga horaria de dos horas semanales y se desarrollan en diferentes días de la semana. Los sábados de 14:30 a 16:30, los voluntarios Marcia Duarte, Sandra Merida, Omar Martín, Cecilia Rinaldis, están a cargo de un taller de escritura creativa, que ha sido recibido con entusiasmo por todos los jóvenes. Los otros tres grupos desarrollan talleres de manualidades; los domingos de 10:00 a 12:00 horas horas están al frente; María del Carmen Correa, Cristina García, Mario Farachio y Néstor Céspedes, los lunes son Leonardo Sisnade, Viviana Pintos, Susana Díaz y Romina Maiarú quienes están a cargo del taller; y los miércoles de 10:00 a 12:00 horas las jóvenes María José Rey, María Noel Bernengo y Lucía Greco se encargan de trabajar con los jóvenes.

En el marco del gran desarrollo que están teniendo estos talleres y del entusiasmo con el que los adolescentes del CIEDD lo han recibido, las voluntarias María Noel Bernengo y María José Rey expresan que la conformidad y entusiasmo se siente de ambas partes:

María José: “Actualmente estamos realizando canastas con falso mimbre, que es una actividad que se hace con diario. Anteriormente hicimos flores con papel, estilo origami.”

María Noel: “Realizamos más que nada trabajos manuales, les planteamos diferentes alternativas para siempre estar variando y hacer el taller más entretenido. Hemos hecho falso mimbre, pintamos mandalas, flores, origamis, etc. Principalmente nos interesa hacer cosas para que ellos se queden o les regalen a sus familiares; por lo general nos dicen que quieren hacer algo para sus madres o sus novias, o incluso cosas que se pueden quedar ellos, por ejemplo las canastitas de falso mimbre que las usan como cenicero ya que a pesar de ser papel de diario va pintado con témpera y así no se quema.”

¿Cómo fueron recibidos estos talleres por los jóvenes?

María José: La verdad que muy bien, están copados, siempre nos recibieron con buena onda y respeto, y la verdad que nosotras también estamos muy contentas.

María Noel: Sí, justamente lo hablábamos con los chiquilines, que incluso nos preguntaban porque no entendían cómo venimos acá de forma voluntaria, y le respondíamos que nos gusta, que nunca tuvimos ningún tipo de problemas, siempre nos recibieron con buena onda y todos son muy respetuosos.

¿Cómo surgió para ustedes la posibilidad de realizar este trabajo voluntario?

María José: A mí siempre me interesó pero nunca había tenido la oportunidad de formar parte, y me enteré del voluntariado que lanzaba el MIDES y me anoté; luego, como me interesaba esta temática, empecé acá. Es también como una responsabilidad que siento que tengo por ser parte de la sociedad y quería aportar mi granito de arena.

María Noel: Yo siempre, desde chica, hice trabajo voluntario en diferentes ámbitos; estuve en Un Techo Para Mi País, en una organización barrial, siempre en diferentes ámbitos pero nunca había estado en privación de libertad, por eso quise hacerlo y me parece que está muy bueno.

Trabajarán aquí en principio hasta diciembre, ¿verdad? ¿Prepararán trabajos finales especiales?

María José: Sí, estaremos hasta diciembre.

María Noel: Sí y en fin de año realizaremos trabajos para Navidad y Fin de Año, trabajos puntuales para esas fechas especiales.

Si tuvieran la oportunidad, ¿les gustaría seguir realizando trabajo voluntario aquí el año que viene?

María Noel: Sí.

María José: Estaría bueno sí.