El pasado miércoles 31 de agosto y jueves 1° de setiembre se llevó a cabo el VII Congreso Internacional sobre Gobierno, Riesgos, Auditoría y Seguridad de la Información, y contó con la participación de la Asesora en Informática de presidencia de INISA, Silvana Bocage.

 

El Congreso, organizado por la asociación global sin ánimo de lucro ISACA, que ayuda a los profesionales globales a liderar, adaptar y asegurar la confianza en un mundo digital en evolución, ofreciendo conocimiento, estándares, relaciones, acreditación y desarrollo de carrera innovadores y de primera clase, se trata del más importante a nivel regional y contó con expositores de primer nivel, en representación de empresas y asociaciones de reconocimiento nacional e internacional, como la Asociación de Bancos Privados del Uruguay, CASEWARE Latinoamérica, Deloitte, DATASEC, Sistarbanc y Agesic, entre otros.

Durante la primera jornada del congreso, un grupo de egresados de la ORT presentó su proyecto en seguridad informática para uno de los públicos que más expuesto se encuentra a los peligros de Internet: los adolescentes. El proyecto está enfocado a jóvenes de entre 13 y 15 años, público con el que se trabajará haciendo enfoque en las vulnerabilidades a las cuales están sometidos al navegar por la web. En este marco, la Asesora en Informática de presidencia de INISA, Silvana Bocage, fue invitada para exponer la realidad que vive el Instituto en dicha materia, como instituto público que trabajaba con adolescentes a nivel nacional. Bocage realizó una puesta a punto de la situación del INISA, haciendo especial énfasis en la importancia de la conexión a Internet y la correcta administración de la misma en contexto de privación de libertad, así como también los proyectos en los que se está trabajando junto al Plan Ceibal:

“En primer lugar, agradecer a la Ing. Cristina Ledesma, la posibilidad de que hoy me encuentre aquí, en representación de INISA (Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente) ex SIRPA.

También agradecer a mis compañeros panelistas: María Emilia Irrazabal; Walther Cardoso y Darío Gómez, por invitarme a participar en su espacio “Proyecto Seguridad”. Creo en el mismo, profundamente, desde lo preventivo y la puesta en marcha.

La vulnerabilidad y privacidad de datos personales, el manejo de la información y la divulgación de la misma nos concierne a todos. Sin embargo, nuestro objetivo en este caso son los niños y adolescentes menores de edad.

Actualmente, en los distintos Centros del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente, entre Montevideo e interior del país, se encuentran 489 adolescentes entre 13 y 17 años privados de libertad.

En lo que a mí concierne, como Asesor Informático del Instituto, se me manifiesta desde el comienzo, por parte de su Presidente, la Psic. Gabriela Fulco , sus Directores: Eduardo Katz y Álvaro Viviano, especial énfasis en la articulación, gestión y puesta en marcha de un plan de estudios, estructurado.

Con el afán de construir puentes entre los jóvenes, sus familias y la Institución, comienza la tarea de hacerlo realidad, para lo cual se trabaja conjuntamente con el CODICEN, la Dirección de Educación de INISA, sus profesores, equipo técnico y diferentes organismos públicos y privados entre los cuales se encuentran Naciones Unidas, Unicef, Pro Derechos, Plan Ceibal, nucleados en la Comisión Asesora intergubernamental, creada en noviembre de 2015.

La población de INISA no es ajena a la realidad tecnológica de nuestro país.

Habiendo una conexión a Internet, se puede estar privado de libertad sintiéndose libre. Da igual el formato, si es un teléfono inteligente, una Ceibalita o un tablet.

Creemos y trabajamos en el manejo de las herramientas informáticas, en la transmisión de buenos hábitos y en la concientización de aquello de ‘cuidar de mí mismo para poder cuidar del otro’.

En los últimos tiempos diferentes situaciones disparan la alerta en nuestro país sobre el tema. Las redes sociales, la mensajería instantánea, los canales mediáticos, representan una exposición a tener en cuenta.

Puedo saber cómo hacerlo, en la medida que un educador me lo explique, demuestre y de su ejemplo. Para ello, planificamos charlas de comunicación, información, participación y divulgación como forma de hacer esta realidad más tangible.

En los diferentes planes de estudio, en INISA, con la colaboración del Plan Ceibal, haremos posible la conectividad en el aula en los próximos meses. La idea ha sido muy bien recibida.

Convencidos que la rutina educativa, con sus horarios, asignaturas correspondientes y conectividad (restringida según la ley), será un pilar fundamental para la transición de nuestros adolescentes en el período que dure su permanencia en INISA.

Queda mucho por hacer, pero estamos felices de ser parte de este proceso de cambio. Convencidos que aunque el ‘barco necesite reparaciones’ nos lleva a puerto seguro.

Por último, me gustaría comunicarles algunos de los principios y objetivos vertebrales de INISA:

  • Establecer la medida de privación de libertad como último recurso
  • Desarrollar la privación de libertad en estricta consonancia con el respeto y la protección de los Derechos Humanos y la dignidad de los jóvenes.
  • Arraigar con vocación de permanencia las Medidas No Privativas de
  • Libertad y el apoyo social a las mismas.
  • Construir un sólido y eficiente entramado social de apoyo y contención que acompañe el egreso, por el tiempo particular que cada adolescente y su familia requieran.”

La participación de INISA en el VII Congreso Internacional sobre Gobierno, Riesgos, Auditoría y Seguridad de la Información, constituye un paso más en cuanto a la gestión de seguridad informática a la que se viene apostando desde la dirección del Instituto, con la finalidad de continuar profesionalizando el trabajo.