El miércoles 8 de junio, en la Sala de Actos de la Torre Ejecutiva de Presidencia de la República, se llevó a cabo la ceremonia de asunción de la presidente de INISA, Psic. Gabriela Fulco, los Directores Dr. Eduardo Katz y Sr. Álvaro Viviano.

 

Ante destacadas presencias de integrantes del Poder Legislativo, Poder Ejecutivo, Poder Judicial, la Intendencia Municipal de Montevideo, el cuerpo diplomático y autoridades nacionales, entre quienes resaltan el Ministro del Interior, Sr. Eduardo Bonomi, el Cardenal de la Iglesia Católica del Uruguay, Monseñor Daniel Sturla, la Subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social, Prof. Ana Olivera, el Senador de la República por el Partido Nacional, Dr. Jorge Larrañaga, el Senador de la República y presidente del directorio del Partido Nacional, Sr. Luis Alberto Heber, y el Director de la Oficina Nacional de Servicio Civil, Dr. Alberto Scavarelli, entre otros, el directorio de INISA tomó posesión de sus cargos.

Tras la instancia de bienvenida a los presentes, la lectura de resolución de creación del INISA, de los currículums de los integrantes del directorio, y de los saludos enviados por el Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez, la Ministra de Desarrollo Social, Mtra. Marina Arismendi, brindó sus palabras, expresando su alegría por la creación del Instituto y la designación del directorio, y expresando la importancia del compromiso para el trabajo con todos los adolescentes uruguayos, destacando el de la inserción social de los jóvenes que por diferentes circunstancias entran en conflicto con la ley. Aprovechó para hacer énfasis en el concepto de que la privación de libertad debe ser la última medida para aplicar a los adolescentes, lo que motiva a trabajar en las medidas alternativas a la privación de libertad y las medidas socioeducativas.

Posteriormente tomó la palabra la presidente de INISA, Psic. Gabriela Fulco, quien reafirmó los compromisos asumidos hace un año al tomar la presidencia de SIRPA, hizo un repaso de lo trabajado hasta el momento y planteó los objetivos que se tienen hacia adelante:

“Sra. Ministra de Desarrollo Social, Maestra Marina Arismendi; estimada Marina, y en su nombre saludamos a todas las jerarquías de Gobierno que hoy nos acompañan.

Estimados compañeros del Directorio, Eduardo, Álvaro, autoridades presentes, familia, amigos todos.

Gracias por venir, gracias por acompañarnos en un día que marca un hito en la historia del país. Estamos dando inicio, con muchas esperanzas, a una nueva visión sobre lo que implica la administración de medidas privativas y no privativas de libertad,  de adolescentes de 13 a 18 años.

Despegamos entonces con objetivos claros:

–       Que la privación de libertad sea el último recurso

–       Que la misma se desarrolle, en toda su dimensión, en estricta consonancia con el respeto y la protección de los Derechos Humanos y la dignidad de las y los jóvenes.

–       Que las Medidas No Privativas y el apoyo social a las mismas, se arraigue en nuestra cultura con vocación de permanencia.

–       Que debemos construir un sólido y eficiente entramado social de apoyo y contención que acompañe el egreso, por el tiempo particular que cada adolescente y su familia requieran.

Creo que todos los ciudadanos de este país, compartimos el sentimiento de estar en deuda con un tema que afecta a un sector de la población, de especial vulnerabilidad.

Esta fragilidad es hoy aún mayor cuando el futuro, al egresar puede ser una tumba clandestina.

Compartimos  la vergüenza por las condiciones en que están,  por ser éstas contrarias a los más elementales principios de la raza humana. La mayoría de estos jóvenes, y me atrevo a decir, la totalidad de ellos, son sobrevivientes, y éste es el signo de la abrumadora realidad de cada día, y que por tanto, necesitamos revertir. El Uruguay tocó fondo con este tema.

Los infractores de ley adolescentes llegan debido a que su proceso de desarrollo ha sido interferido por contextos adversos, caracterizados por historias de carencias y maltrato, con ruptura de lazos familiares, abandono, abuso sexual, fracaso o deserción escolar y entornos en los que prima la violencia, el tráfico de drogas y patrones de conducta delictuales, entre otros.

La inconducta que tanto rechazo y reacción social produce, es un emergente de dichos procesos de victimización tempranos. Es pues, el enfoque victimológico de la inconducta, el que nos permitirá descubrir horizontes e incluir las herramientas de la justicia restaurativa. Ello hará posible atemperar, y quizás revertir, la escalada de la violencia en lo social y familiar.

Arribamos a la institución SIRPA el 20 de mayo del 2015, sin presupuesto y con altos niveles de resistencia al cambio, confrontando corrupción estructural y empeñados en  erradicar los tratos inhumanos y degradantes, cada uno de los días, de los últimos doce meses.

Ante esta realidad institucional, literalmente nos atamos al timón de este barco, que navega en aguas turbulentas, porque desistir no está en nuestro ánimo.

 Aquí hay gente en obra, en el pozo, trabajando en los cimientos de la nueva institucionalidad, para entregar en 2020 una sólida plataforma, sobre la que habrá que seguir construyendo, revisando y mejorando en forma permanente.

El cambio que ansiamos, llevará tiempo, pues las cuestiones edilicias, de personal, presupuestales y de instalación de una nueva cultura, que debemos generar para pensar en tratamiento y rehabilitación en condiciones dignas, de respeto, de ética institucional, de eficiencia, son procesos a desarrollar con paciencia, conquistando palmo a palmo el terreno y siendo consecuentes con los principios que guían el deber  ser de un funcionario público, y en especial para el tema que nos ocupa, con sensibilidad y compasión.

Y aquí vienen noticias esperanzadoras:  

Estamos en marcha.

No estamos solos.

Hemos avanzado con muchísima ayuda interinstitucional pública, privada y de la cooperación internacional.

Se votó la Ley 19.367, que crea el INISA

Se creó la Comisión Asesora Intergubernamental como órgano articulador y facilitador de la transversalidad de respuestas que requiere un tema complejo, sensible, controversial, como lo es  administrar privación de libertad de menores de edad.

Se firmó un Memorándum de Entendimiento con la Oficina de la Coordinadora Residente de ONU- UNICEF y ONUDC. Hay por lo tanto, una actividad desplegada y planificada. Denise Cook , Paolo Mefalopulos, Dr. Franzini, gracias.

En la revisión de Protocolos que se están desarrollando, la interconsulta con las Agencias nos brinda seguridad y garantías para la actualización de documentos con la matriz del principio rector de la Convención; el interés superior de los niños, niñas y adolescentes.

Se creó un grupo de trabajo con la Oficina Nacional de Servicio Civil, que posibilitará  dar forma a la nueva estructura que requiere el INISA. Y en esta etapa tan compleja y laboriosa, un enorme agradecimiento a su director, Dr. Alberto Scavarelli, y a  su eficiente equipo.

Estamos culminando la redacción del Decreto Reglamentario de la Ley, para lo cual la colaboración del equipo de profesionales y asesores de la diputada Macarena Gelman,  nos permite augurar un excelente resultado. Gracias.

Contamos con el apoyo sostenido del Ministerio de Desarrollo Social, a través de sus servicios y el acompañamiento de dos mujeres excepcionales, Marina y Ana, como ejemplo de fortaleza, creatividad, claridad, trabajo y mucho más. Gracias por todos los momentos en los que estuvieron presentes.

Destacamos:

La Dirección de Políticas Sociales, que en el Marco de la Ley del Voluntariado fue el convocante de un centenar de personas que se inscribieron para colaborar en diversas áreas del sistema. Matías Rodríguez, gracias.

El trabajo del  Instituto Nacional de la Juventud desde el Área de Conflicto con la Ley, de Jóvenes en Red y desde el Programa de Inserción Social y Comunitaria apoyado por el BID. Santiago Soto, gracias.

Nuestra integración al Plan de Acción de Infancia y Adolescencia en el marco del trabajo del Consejo Consultivo Nacional de Políticas de  Infancia y Adolescencia.

La colaboración de Uruguay Crece Contigo, especialmente en la privación de libertad de las adolescentes. Mariela Solari, gracias.

El apoyo de las Cuadrillas de Trabajo por Uruguay,  en las continuas mejoras de infraestructura.

La participación del Grupo de PRODERECHOS, que arribó con propuestas motivantes, instalando un perfil de talleres de clara cercanía a los intereses culturales de los jóvenes y dando ejemplo de una capacidad de empatía movilizante y edificante. Salimos renovados en cada reunión con ustedes.

En el proceso de separación del Instituto Nacional del Niño y el Adolescente, nuestro agradecimiento a su Directorio, Marisa, Fernando y Dardo, con los que compartimos horas de reuniones, interconsultas y un diálogo permanente que se mantendrá en el tiempo en que deba operarse la gradualidad de los cambios, que a nivel nacional  tenemos por delante.

En la medida que hay un antes del ingreso a nuestro sistema y un después con el egreso, tenemos clara la necesidad  de coordinación y apoyo a los jóvenes y sus familias y la tarea de prevención general y particular que ocupa a ambas instituciones, en materia de protección de derechos.

Se reactivaron convenios que habían cesado y se firmaron nuevos con el fin de  ampliar las oportunidades de aprendizaje de oficios, de educación, de cultura y recreación en un sano y necesario ejercicio de inclusión progresiva.

Se activó y avanzó con el proyecto de la Unión Europea sobre “Justicia e Inclusión”, previéndose llegar al 30 de junio con la casi totalidad de los productos terminados.  Hacemos constar el apoyo sostenido de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, de la Coordinación del Proyecto, y el esfuerzo, experticia y aliento de las Agencias de  Cooperación involucradas. Nuestro agradecimiento a Pablo Álvarez, Malena Pérez, a  los directores de  OPS/OMS, de OIT, de PNUD y a sus equipos.

Un gracias sostenido a la Agencia Española de Cooperación a través del Centro de Formación de la misma, a su coordinador general Juan del Pozo, a su director, Manuel de la Iglesia, que nos abrió sus puertas y nos ha permitido un espacio ininterrumpido de formación para los funcionarios. 

Gracias a la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional con la que empezamos a explorar posibles intercambios en la región.

Gracias a la AGESIC con la que empezamos a participar de la propuesta de Gobierno Abierto.

Hemos concretado el diseño de  un nuevo Modelo de Abordaje de las Medidas No Privativas de Libertad, con el fin de garantizar una mayor efectividad y asegurar un   crecimiento continuo. Instalamos  reuniones de trabajo con magistrados, fiscales y defensores, procurando pensar y evaluar juntos las nuevas propuestas y dar impulso a estas medidas, junto a las organizaciones no gubernamentales en convenio.

Hemos establecido una frecuencia mensual de encuentros, diálogo, e intercambio con la Institución Nacional de Derechos Humanos, cuyos integrantes  han respondido con  apoyo y acompañamiento inmediato en varias situaciones críticas. Nuestro agradecimiento a la Dra. Mirtha Guianze y equipo.

Nuestro agradecimiento al Ministerio del Interior, garante de la custodia perimetral de los Centros, en especial a las Jefaturas de Policía de Montevideo y Canelones, y al Instituto Nacional de Rehabilitación.

Nuestro agradecimiento a la Embajada de los Estados Unidos y a la organización internacional no gubernamental Compañeros de las Américas Uruguay- Minnesota, por su apoyo continuo en el área de formación de personal.

La participación de las familias, hoy organizadas en la Asociación “Reinserta”, esperamos nos permita cumplir con la aspiración de integrarlos en los distintos tramos de los programas y planes individuales de sus hijos, atenuar el impacto de la separación y preparar el egreso. Gracias por confiar.

En cumplimiento de los estándares de Naciones Unidas en materia de espacios, estructura,  protección de la salud física y mental, de la salud ocupacional, del cuidado del Medio Ambiente, de la seguridad  y otros, se cuenta ya con el plano que  proyecta un nuevo complejo de doscientas plazas, el que permitirá cerrar construcciones que resultan obsoletas.

Esta es una breve síntesis de los pasos que hemos dado en los últimos doce meses. Queda un número importante de actividades y protagonistas de las mismas que no hemos mencionado pero están con nosotros. Lo mismo para cada uno de los directores y  funcionarios que se han comprometido con el cambio y ponen lo mejor de sí cada día, con cada uno de los adolescentes con los que trabajan.

Nos reconocemos como trabajadores de la protección de los Derechos Humanos, en la misión de inclusión social de los y las adolescentes sujetos a medidas privativas y no privativas de libertad. Todos aquellos trabajadores y futuros aspirantes que adhieran a este perfil, tengan la certeza que tendrán un lugar en el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente.

No hacemos promesas, solo reafirmamos compromisos.

Nos comprometemos a continuar procesos de mejora continua de la  institucionalidad, apegados a las normas constitucionales, las leyes que rigen para el sistema y todo el elenco de instrumentos de protección de Derechos Humanos y de respeto por la dignidad de las personas.

Nos comprometemos a desarrollarlos y cumplirlos apelando al conocimiento y rigor científico de las disciplinas que se despliegan en la materia, promoviendo la profesionalización continua, en cada una de las tareas, de todos los niveles del sistema.

Nos comprometemos a establecer siempre, espacios de diálogo con una escucha empática y  la disposición para aprender, dando y recibiendo en el intercambio con los adolescentes, el personal, las familias y en forma amplia, con todos los involucrados en la misión de rehabilitación e inclusión social.

Nos comprometemos a desarrollar las líneas de acción enunciadas en mayo de 2015,   con transparencia, humildad, y el cumplimiento de  las responsabilidades que el cargo nos impone y que aceptamos.

Gracias.”

El Director del Instituto, Dr. Eduardo Katz, brindó sus palabras tras la presidente Fulco, adhiriendo a su discurso y haciendo énfasis en el compromiso del trabajo en la mejora del sistema de privación de libertad  de adolescentes así como de las medidas alternativas a la misma. Hizo también mención al camino recorrido para la creación de la nueva institucionalidad, remarcando la importancia del grupo de profesionales y asistentes con el que se trabaja, además resaltó el compromiso laboral de la gran mayoría de los funcionarios del actual INISA. También resaltó la apuesta al diálogo con todos los trabajadores, a la capacitación continua de los mismos y la protección de su salud física y mental.

El director, Sr. Álvaro Viviano, fue el encargado de dar cierre a la mesa oratoria, quien aprovechó para agradecer a las autoridades presentes, en particular al Senador, Dr. Jorge Larrañaga, y el Senador y presidente del directorio del Partido Nacional, Sr. Luis Alberto Heber. Resaltó su compromiso con el trabajo y gestión en el Instituto, y la exigencia personal en pos de resultados diferentes en materia del trabajo con adolescentes en conflicto con la ley penal, además la importancia de asegurar la seguridad interna y de fortalecer  y potenciar la educación, cultura y educación física entre otros elementos. Finalizó haciendo énfasis en la importancia de profesionalizar el trabajo en el Instituto y de trabajar en la armonía institucional.

En el cierre de la ceremonia tuvo lugar un brindis preparado por los adolescentes del Centro Ituzaingó en su taller de panadería, y que fue degustado por las más de trescientas personas que asistieron a la convocatoria.