El pasado 10 de mayo, la Dirección Nacional de Salud del INISA, encabezada por su director, Lic. José Luis Priore, realizó el lanzamiento de algunos de los productos del convenio firmado entre INISA y el “Programa de Justicia e Inclusión” de OIT.

 

“A través de este convenio, por intermedio de la OPP, la Corporación Nacional para el Desarrollo y la Unión Europea, se obtuvo una donación que fue administrada por los mencionados organismos estatales con varios fines: confección de manuales de procedimientos, adquisición de equipamiento con destino a mejorar la asistencia y capacitación de los equipos de salud.”

¿Cuál fue puntualmente la ayuda concedida por la Unión Europea?

Como bien lo mencionamos, se obtuvo una donación destinada a dotar a los Centros de atención en salud de la infraestructura necesaria para poder instalar en cada uno de ellos una policlínica de primer nivel de atención, de acuerdo a la normativa que establece el Ministerio de Salud Pública. Por otra parte, también se obtuvieron dos vehículos y equipamiento informático. Se dispondrán computadoras de escritorio que serán instaladas en red en todos los puntos de atención de salud. Con ello será posible realizar la migración de la historia clínica desde el formato papel al formato electrónico, logrando de  esta forma que la Dirección Nacional de Salud quede alineada a los requerimientos nacionales en referencia a la informatización de los registros clínicos en salud. Esto último se está desarrollando actualmente con apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

¿De qué se trata el nuevo protocolo de atención a los adolescentes?

Un protocolo puede ser definido como un documento de acuerdo entre profesionales expertos en un tema particular, en el que se detallan las actividades a realizar ante una determinada situación. En este caso, se trata de sistematizar las acciones de salud a aplicar a personas adolescentes privadas de libertad a su ingreso al sistema de medidas privativas de libertad.Se busca asegurar la atención integral de salud de los adolescentes, jerarquizando los aspectos preventivos y promocionales en salud.

¿Qué beneficios arroja al sistema?

Sus propósitos principales son brindar a los usuarios de los servicios de salud de los Centros de  Privación de Libertad una atención de calidad, poniendo a disposición del equipo de salud diferentes herramientas que ayuden a tomar decisiones en momentos de incertidumbre, contribuyan a normalizar la práctica disminuyendo la variabilidad de las intervenciones, y sean fuente de información facilitando el desempeño del personal que se incorpora a los servicios.El protocolo es un documento dinámico que necesita ser revisado periódicamente, que nace del acuerdo entre expertos y que debe incorporar, siempre que sea posible, el mejor conocimiento sistematizado y disponible en la materia.

¿Cuáles son las principales diferencias con el que había anteriormente?

El sistema carecía de protocolos en salud. Creemos que poder desarrollar en forma consensuada con expertos las acciones en salud no solamente asegura la unificación de los procesos sino que nos permite avanzar en aspectos de calidad en atención en salud. Incluso debemos mencionar que tenemos por delante la confección de protocolos de todos los procesos de salud del sistema. Con éstos ya lo hemos iniciado.

¿Qué grado de importancia le atribuye a este nuevo paso que se ha dado en el INISA?

La Dirección Nacional de Salud busca establecer un modelo de atención ajustado a la norma ministerial. Creemos que la atención de salud del INISA debe estar enmarcada en las pautas que establecen los distintos programas del Ministerio de Salud Pública. Las principales acciones van enfocadas en fortalecer un sistema integral de atención a la salud de los adolescentes privados de libertad,  con énfasis en la estrategia de atención primaria de salud y en el primer nivel de atención con enfoque de género y velando por el cumplimiento de la normativa nacional e internacional en materia de justicia juvenil.

¿Se seguirá trabajando con la Unión Europea? ¿De qué manera?

Sí. El proyecto concluye en unos meses y lo que resta es llevar adelante instancias de capacitación para equipos de salud y personal de Centros. El mismo será dirigido por OPS/OMS y se llevará adelante entre fines de mayo y mediados de junio.