Por segundo año consecutivo el Centro Desafío se vistió de tablado para recibir a murga Cayó La Cabra y parodistas Aristophanes, quienes brindaron su actuación para adolescentes y funcionarios.

 

El pasado 30 de marzo se vivió una noche mágica en el Centro Desafío. A partir de las 20 horas las luces, colores, canciones y risas inundaron el gran patio del establecimiento, donde se había preparado un escenario para recibir por segundo año consecutivo a dos importantes conjuntos de nuestro carnaval.

Es de destacar el compromiso y cariño tanto de Aristophanes como de Cayó La Cabra para con los adolescentes del Centro, ya que el pasado año habían evaluado esta experiencia como sumamente enriquecedora para ellos y no quisieron dejar de volver a vivir una instancia que resulta sumamente gratificante y divertida tanto para los conjuntos como para los chicos y los funcionarios del Centro.

Desde el equipo de dirección de Desafío se envía un profundo agradecimiento a los integrantes de Cayó La Cabra y Aristophanes, así como también al equipo de educadores y de cocina del Centro, quienes fueron pieza fundamental para que esta noche mágica se pueda llevar a cabo.