Los días miércoles 29 y jueves 30 de julio, se llevó a cabo en una sala del edificio de ANCAP, una importante capacitación para los funcionarios del área de seguridad del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, a cargo de docentes de Operaciones Penitenciarias del Instituto Nacional de Rehabilitación.

Fue la presidenta del SIRPA, Psic. Gabriela Fulco, quien se encargó de dar apertura a esta capacitación denominada “Nociones Generales de Inmovilizaciones Tácticas y Medidas de Seguridad”, haciendo hincapié de la importancia de este tipo de instancias, ya que uno de los ejes planteados por la nueva Comisión Delegada del Sistema es fortalecer el área de capacitación a funcionarios; además presentó a los tres profesores que dictaron el curso: Eugenio Acosta Guillén, Richard Machado y Juan Do Carmo; siendo ellos expertos de primer nivel y portadores de una importante trayectoria en el INR.

El director de seguridad del SIRPA, Lic. Luis Alberto Gadea, estuvo a cargo de la capacitación junto al profesor Eugenio Acosta Guillén del INR. La misma comenzó con una introducción teórica para luego pasar a la práctica. En el módulo teórico hubo un constante ida y vuelta entre los profesores y los funcionarios del SIRPA, quienes compartieron sus experiencias y realizaron peguntas, demostrando su interés por la capacitación.

Desde su vasta experiencia en el sistema penitenciario de adultos, los profesores brindaron sus conocimientos, basando su instrucción en el desempeño profesional durante las instancias donde debe aplicarse un adecuado y racional uso de la fuerza física, por ejemplo al momento de reducir o realizar cacheos. También se mencionó la nomenclatura correcta de cada parte de las herramientas con las que el personal de seguridad trabaja día a día e hicieron circular algunas de ellas.

Tras la exposición teórica, los profesores comenzaron con el módulo práctico, en el que demostraron movimientos para reducir a una persona sin aplicar la violencia. Posteriormente se formaron grupos de a dos personas para practicar cada uno de los movimientos que llevan las tácticas.

La parte práctica fue la que recibió más carga horaria, con la finalidad de que los asistentes al curso culminen el mismo sabiendo ejecutar las técnicas enseñadas, por lo cual toda la segunda jornada y gran parte de la primera, transcurrió entre consultas a los profesores y bromas entre los compañeros, aplicando las técnicas entre sí para finalizar con los conocimientos perfectamente adquiridos.