Entre el 15 de marzo y el 29 de mayo de 2015, se llevó a cabo el proyecto de Justicia e Inclusión, financiado por la Unión Europea. El mismo contó con la participación de las agencias del sistema de Naciones Unidas y de la OMS-OPS.

Los productos emergentes del Área de Salud han sido una importante contribución para las mejoras en el primer nivel de atención a través de mobiliario, capacitación, confección de protocolos de intervención y estudios epidemiológicos.